Hacia una Cultura de Reconocimiento = Lugares de trabajo +eficientes+eficaces

reconocimiento como una cultura

iconos_taller_compromiso
Cultura de Reconocimiento
La Real Academia Española (RAE) define el término de  reconocimiento como  “La acción de distinguir a una cosa, una persona o una institución entre las demás como consecuencia de sus características. También sirve para expresar la gratitud que se experimenta como consecuencia de algún favor o beneficio”.
Existen muchos estudios y experiencias que demuestran que el reconocimiento es un elemento poderoso para la motivación de los trabajadores.  En la medida que el reconocimiento se asuma como una herramienta estratégica para las organizaciones, éstas lograrán alcanzar mejores niveles de productividad. Por ejemplo según el último estudio de la prestigiosa consultora Gallup sobre el reconocimiento al empleado, señala que,  “Los lugares de trabajo más eficientes y eficaces, poseen una cosa en común, una cultura de reconocimiento”. “Para el 66% de las personas el reconocimiento influye muy significativamente en su desempeño, mientras solo el 15% menciona el sueldo” (Watson Wyatt). Por otro lado, “el 79% de las personas que dejan un trabajo lo hace por falta de reconocimiento” (Society for Human Resource Management).

Según Jack Welch, ex presidente y CEO de General Electric, elegido como el mejor gerente de todos los tiempos por la revista Fortune en 1999, el reconocimiento es una herramienta de gestión que refuerza la relación de la empresa con los trabajadores, lo que origina a su vez cambios positivos en ella.

Anécdota de Reconocimiento
Santiago. Jack Welch, ex presidente y CEO de General Electric por casi 20 años, tenía una práctica poco habitual: acostumbraba enviar notas de felicitación de su puño y letra, a los empleados más destacados de su empresa. Las cartas eran sumamente valoradas por sus colaboradores. No por nada, eran escritas por el propio líder de la organización, y reconocían, personalizadamente, la labor efectuada.
En sus 25 años a la cabeza de GE, el destacado hombre de negocios siempre tuvo algo claro: sabía lo importante que era reconocer el trabajo de sus empleados. Welch estaba seguro que si premiaba a los buenos colaboradores, obtendría la motivación necesaria para alcanzar las metas de la compañía.
Durante la década de los 80, el empresario trabajó para convertir a GE en una compañía dinámica y competitiva. Disminuyó la burocracia y adoptó nuevos métodos de eficiencia. Una de sus mayores prácticas era despedir, todos los años, al 10% de los ejecutivos con peores resultados, y premiar al 20% más destacado.
“Los líderes capacitan a sus empleados para que hagan correctamente su función, y los motivan y reconocen (…) Reconocen los logros de su equipo y los celebran en grande”, escribió Welch en su libro “Triunfar”, publicado en 2006. En 1999, fue elegido el mejor gerente de todos los tiempos por la revista Fortune, y hoy disfruta de un plan de retiro anual de US$8 millones.

Fuente: http://www.gallup.com/services/182138/state-american-manager.aspx