3 razones por las que cualquier iniciativa de administración del cambio fracasa

3 razones por las que cualquier iniciativa de administración del cambio fracasa

slide_workshop_home

Todo el mundo cree, con razón, que el cambio organizacional es un proceso largo, agonizante y exhaustivo. Sin embargo, el cambio también puede ser un proceso rápido y en pequeños pasos. Además, no es necesario que sea iniciado por un grupo grande de gente o de personas influyentes; el cambio también puede llevarse a cabo en pequeños pasos que crecen gradualmente.

El concepto de “cambio viral” tiene que ver con comportamientos contagiosos que se propagan. Estos pueden llegar a un punto en el que se vuelven la norma. Esto se puede lograr con un número relativamente pequeño de dichos comportamientos.
Puede así servir como un apoyo, para los líderes de hoy, especialmente aquellos que se enfocan en lidiar con “la administración del cambio”, y puede incluso convertirse en una guía interesante para crear cambio en el ambiente laboral de cada persona.
El concepto de Cambio Viral trata sobre conductas contagiosas que se transmiten. Alcanzan un punto máximo y se convierten en “la norma”, y esto se puede lograr con un número relativamente pequeño de dichas conductas.
Además, las redes informáticas específicas de un número relativamente pequeño de individuos también sirven de ayuda para el contagio transportando la infección e imponiendo moda.
Las modas y las infecciones tienen muchas cosas en común. Después de todo, la moda es la infección de ideas o hábitos.
El cambio viral es un modo fundamentalmente diferente de entender no solo cómo las organizaciones operan, sino también cómo el cambio es inducido y se vuelve sostenible.
La administración del cambio en la historia
Cayo Petronio escribió en el año 65 a.C.: “Hemos practicado mucho… Pero cada vez que empezamos a ordenarnos en equipos pareciera que nos hubiéramos reorganizado. Más adelante aprendí que tendemos a enfrentar cualquier nueva situación reorganizándonos. Y este puede ser un gran método para crear una ilusión de progreso cuando lo que realmente hay es confusión, ineficiencia y desmoralización”.
Por su parte, Maquiavelo señala en El Príncipe que: “No hay nada más difícil de enfrentar y más incierto que una reorganización de las cosas”.
No hay otra frase que se haya utilizado más en conversaciones administrativas que “las personas son resistentes al cambio”. Repitiendo esto una y otra vez, la gente termina dándolo como por hecho.
Cómo fracasar a lo grande
Estas son las tres razones por las que cualquier iniciativa de administración del cambio fracasa:
1. Un mal enfoque: buena parte de las iniciativas de cambio fracasan porque se centran únicamente en los procesos y sistemas destinados a producir dicho cambio, y no se le pone atención a lo esencial al comportamiento de las personas.
2. Suposiciones erradas sobre el papel que juegan los comportamientos: se espera simplemente que estos “aparezcan” gracias a los nuevos procesos.  Con el Cambio Viral se trata de hacer más para infectar a otras personas, de modo que las nuevas conductas y, por tanto, los cambios, se vuelvan patentes y sustentables.
3. El desorden corporativo permanece cuando se implementan varias iniciativas y procesos paralelos.

Fuente: http://www.resumido.com/es/libro.php/490