No pierda de vista sus “Indicadores No-financieros”

En estos 100 días las condiciones de producción y trabajo cambiaron fuertemente, y es comprensible desde la visión empresarial que estemos concentrados en indicadores financieros como: la cobranza, las ventas, la producción por colaborador, producción por metro, los pagos a proveedores y demás, lo que seguimos sin divisar es la importancia que tienen los indicadores no financieros como: el bienestar de colaboradores, el compromiso, marca empleadora, gaps de Cultura que nos llevarán a tener éxito en el mediano y largo plazo.

No hemos reflexionado en cómo afectan los factores de las nuevas condiciones de trabajo a la productividad del colaborador, si se siente cuidado o no, cómo es su relación familiar y no estamos seguros de si sus herramientas para teletrabajo son las adecuadas. La certeza que tenemos es, que si nos interesamos por lo que le ocurre y se lo preguntamos fortaleceremos su compromiso, hoy la calidad de vida y el equilibrio bio-psico-social le llevan a enfermarse más fácilmente, la pandemia nos desenfocó a todos en todos los niveles, por eso es necesario replantear nuestro trabajo colaborador – empresa.

Para facilitad de comprensión citamos el comparativo con un vehículo, los indicadores financieros son como el velocímetro, nos importa a qué velocidad estamos funcionando y a qué velocidad estamos saliendo de la crisis, pero lo hacemos sin chequear el tacómetro (revoluciones por minuto) que serían los indicadores no financieros (fatiga, horas extendidas de trabajo, estrés por los ingresos personales). En este contexto la gerencia pide seguir acelerando – incrementando la velocidad para llegar a un kilometraje más elevado – presupuesto, sin notar que se puede averiar el motor o peor aún que se puede fundir; y ¿quiénes son el motor?; si – nuestros colaboradores.

Desde Prestro Cultura Laboral, buscamos apoyar su gestión estratégica de las personas acompañándolo para identificar sus indicadores no financieros, este método se denomina: Termómetro Laboral, y se acompaña de metodologías que permiten con efectividad, definir sus indicadores no financieros y trabajar en ellos siendo una base para que los indicadores financieros se consigan. No funda su motor, no queme a sus colaboradores, son la fuerza que garantizará los resultados, siempre que estén bien y conozca su opinión de forma técnica.