El liderazgo como reto principal de desarrollo para una Cultura Empresarial exitosa

¿Sabías que el 50% de los profesionales en España cree que el CEO de su empresa no es un buen líder?

La falta de liderazgo es uno de los principales retos a los que se enfrentan las empresas en la actualidad. Así lo demuestra el Informe TES 2017 sobre la cultura empresarial en España, centrado en las percepciones de profesionales y directivos de diversos sectores.
Según las encuestas realizadas…
–El 30% no tiene claros los objetivos finales de la compañía
– El 40% de los empleados no conoce los valores de su empresa
– El 50% cree que su CEO no es un buen líder
– El 62% no sabe si su empresa está innovando en tecnología

Qué elementos definen la cultura corporativa

La cultura corporativa puede definirse como aquellos valores, tipo de liderazgo, objetivos, grado de compromiso y legalidad que configuran el ADN de una empresa. De este modo, serán los empleados los que deberán integrarse en la cultura de la compañía y, por lo tanto, dependerá de la empresa que estos se sientan cómodos e identificados con la forma de trabajar establecida.
En este sentido, debemos destacar que el comportamiento de la Dirección para con el resto de empleados afecta directamente en cómo estos se comportarán entre sí, con sus clientes y con sus proveedores. Ese “cómo” se traduce en formas de pensar, de actuar y de proceder, de solucionar problemas, de gestionar cambios, de innovar o de conservar.
Por este motivo, la dirección de una empresa tendría que ser la más interesada en mejorar su cultura, no solamente para beneficiar al mismo tiempo su imagen, sino también para retener el talento dentro de sus puertas.
Uno de los principales aspectos que define la cultura corporativa es el tipo de liderazgo al que se adscribe la directiva, y cómo este encaja con el comportamiento y los deseos de los empleados. En palabras de Marina Español, Senior Consultant IT en Tech Executive Search: “los principios y la forma de ser de un director general inciden directamente en la forma de ser de la empresa que dirige, en su cultura”. Asimismo, los valores de la empresa se convierten en los pilares éticos sobre los que se desarrollará su actividad. Estos valores, precisamente, pueden encontrarse en el desarrollo de tareas o en las relaciones entre empleados; en la medida en que estos valores estén bien definidos, mejor y más rápida será la toma de decisiones.

¿Crees que el CEO de tu empresa es un buen líder?

Esta pregunta es, seguramente, la que más disparidad de opiniones ha generado. Mientras un 50% de los encuestados cree que el CEO de su empresa es un buen líder, el otro 50% cree que no lo es. ¿Dónde deja esta dicotomía a las empresas españolas? Si dejamos de lado las opiniones positivas, podemos reflexionar sobre el elevadísimo número de profesionales que cree que su empresa tiene un problema claro de liderazgo. Como comentábamos al inicio de este informe, una parte clave para una buena cultura corporativa es la adecuación entre los valores de la empresa y los valores de los empleados. Si un empleado cree que el director de su compañía no está liderando de la manera en la que debería, ¿cómo puede construirse una buena cultura empresarial? El problema, en este caso, no es solamente el estilo de liderazgo que un CEO decida llevar a cabo, sino la falta de consenso que esta decisión genera entre las demás personas que forman la empresa.
Descarga el estudio completo ingresando en el link adjunto.

Fuente: http://www.techexecutivesearch.es/white-papers/informe-cultura-empresarial/